El mejillón es un molusco bivalvo muy versátil en la cocina gracias a su intenso sabor, su gran tamaño y su firme textura. Los mejillones a la marinera, al vapor, en salsa o escabeche son las recetas que más triunfan. Sin embargo, Bodegas Marqués de Vizhoja hoy propone otras formas de prepararlo muy originales para dejar a tus comensales con la boca abierta. Eso sí, acompañados siempre de uno de nuestros vinos.

Como no podía ser de otra manera, en Galicia existe un restaurante donde los mejillones son los protagonistas. 

No es que tengan un plato estrella en concreto de mejillones sino que en su carta, numerosos platos llevan este molusco. A pesar de que Galicia sea la reina en marisco, los propietarios del local O Caramuxo se dieron cuenta que en la hostelería de la zona faltaban lugares gastronómicos que les sacasen partido. Se limitaban a las recetas tradicionales. Por eso, este restaurante ha querido demostrar que son muy ricos con muchos otros ingredientes que quizá nunca se nos había ocurrido acompañar.  

O Caramuxo | mix de mejillones

O Caramuxo está situado en pleno centro de Moaña (Pontevedra). Rosa Ana Villar y Alfonso García, sus dueños, miman todos sus platos con especial mención a los mejillones. 

Los mejillones los preparan con distintas salsas, pero también en elaboraciones como croquetas o empanada. Gracias a la petición de un cliente de querer probar varios tipos de mejillones y no solo una misma ración, nació “el mix”. 

Este plato lleva mejillones en vinagreta, en escabeche, en salsa de la casa y mejillones tigre. Los primeros son suaves, llevan aceite, vinagre, cebolla y pimiento picados. Los segundos están bañados en un escabeche casero. Los mejillones en salsa de la casa recuerdan al jugo que da la vieira, con un toque secreto. Por último, los mejillones tigre, están rellenos con bechamel, pican debido a la guindilla y se sirven empanados, detallan.

Un aspecto fundamental a tener en cuenta con esta multi-ración es el maridaje. Al pasar de sabor en poco tiempo es necesario un vino que refresque nuestro paladar para poder degustar a la perfección otro tipo de mejillón. 1, 2, 3 pescao, de Bodegas Marqués de Vizhoja es el vino ideal para hacer la transición. 

Esto no es todo. En O Caramuxo hay más platos con el ingrediente protagonista. ¿A quién no le gustan unas ricas croquetas? En este restaurante gallego únicamente llevan bechamel y mejillón. Os aseguramos que no necesitan nada más. Son sencillas y están deliciosas. 

¿Os imaginabáis tantas combinaciones? Pues a continuación llega otro local italiano dónde también les saben sacar mucho partido. 

Lo Spaghetto | spaghetti allo scoglio

Lo Spaghetto es un restaurante coruñés regentado por el italiano, Marco Amore. Tan solo lleva unos meses abierto pero ya se ha hecho un hueco entre sus ciudadanos. Combina lo mejor de cada casa: la elaboración de la pasta fresca al más puro estilo italiano, con productos de la costa gallega. «Asumí la gestión del anterior local, donde ya trabajaba, y decidí llamarle Lo Spaghetto, en honor al primer restaurante que abrí hace más de 30 años en Valencia», señala Amore.

En su carta no encontrarás los típicos canelones o lasaña. Aunque si cuenta con la icónica pasta ragú o carbonara Marco aprovecha al máximo los productos del mar en sus platos. Como hoy nos estamos centrando en el mejillón, Amore nos recuerda una receta emblemática de su país con elaborada con distintos mariscos entre los que se encuentra éste bivalvo. 

Se trata del spaghetti allo scoglio. Va acompañado de gambas, almejas, mejillones y se pueden añadir otros mariscos que estén de temporada en el momento de la preparación. Por último, la salsa que baña estos productos es de tomate con perejil y un toque picante.

El momento que muchos están deseando saber, ¿qué vino le acompaña? Marco Amore recomienda la botella Torre La Moreira (100% albariño, D.O. Rías Baixas) de Bodegas Marqués de Vizhoja. El por qué está claro. Es un vino que aporta un tono afrutado perfecto para enlazar la pasta de Italia y los mejillones y el vino de gallegos.

Aun así Bodegas Marqués de Vizhoja te propone otras recetas para cocinarlas en casa como Turrón blando de mejillones y atún claro, mejillones de leche o en pincho de patatas y el clásico mejillones a la marinera.

Turrón blando de mejillones y atún

Tranquilos, no nos estamos adelantando a las navidades. Para esa época todavía queda mucho tiempo. Y sí, has leído bien, turrón. Mejor dicho es un trampantojo de turrón. Tiene su mismo aspecto, tamaño y forma pero obviamente, al llevar mejillón y atún su sabor predominante es el salado. 

Para su preparación, necesitamos batir los mejillones con atún en conserva y  queso crema. La mezcla da el color al turrón blando de almendras típico en Navidad. Por otro lado, integramos las hojas de gelatina a la mezcla que previamente han sido mojadas en agua y secadas. Después dejamos gelificar durante dos horas en la nevera la mezcla en unas casillas de silicona (esto le da la forma al turrón). Por último, los sacamos de la silicona y ¡listo!, rápido, sencillo, rico y muy original. 

Mejillones de leche

Seguramente estéis pensado “otra receta extraña”. Pues de nuevo, se trata de un plato fácil de hacer y muy socorrido. Para su preparación necesitamos picar jengibre, media cebolla morada, apio y cilantro. Los ponemos en un bol y añadimos el líquido de cocción filtrado de los mejillones que previamente han sido cocidos al vapor. También vertemos un yogur, la pasta de ají amarillo y zumo de lima. Lo trituramos. Después vertemos la salsa en una jarra y rellenamos las valvas de los mejillones. Como toque final, adornamos los mejillones con un poco de cebolla morada para darle color. 

¿Que no está bueno? Prueba a hacer la receta y nos cuentas. Eso sí, siempre acompañado del vino blanco Marqués de Vizhoja. Éste le aportará un tono afrutado que contrastará sobre todo con la cebolla morada. 

Pincho de patata y mejillón

Primero comenzamos con la salsa. Para ello, mezclamos el líquido que dejan los mejillones en escabeche y lo mezclamos con mayonesa. Cocemos unas patatas “baby” con piel y una vez listas y les quitamos la punta para que se sostengan en el plato. A continuación, añadimos un poco de pimiento del padrón asado y un mejillón con un palillo. Finalmente, agregamos la salsa y espolvoreamos con queso parmesano.

Mejillones a la marinera, un clásico

Dado que las recetas hasta ahora de mejillones han sido poco convencionales, vamos a volver a un clásico, a los mejillones a la marinera. En los hogares gallegos es muy típico este plato por su extraordinario sabor. 

Una vez lavados los mejillones, para preparar la salsa hay que picar cebolla y ponerla a pochar. Cuando esté dorada se incorpora el perejil picado. Seguidamente se vierten unas cucharadas harina y dejamos hasta que tome color sin parar de remover.

El siguiente paso es verter el caldo de la cocción del marisco, el vino blanco y un poco de pimentón. Mezclamos bien todos los ingredientes y dejamos cocer unos 5 minutos. Cuando la salsa ya está en la olla de los mejillones se deja cocer unos 1 ó 2 minutos a fuego medio, meneando de vez en cuando para que la salsa espese y no se pegue al fondo. Dejamos unos minutillos reposar a la salsa y ¡listo!